GENEVA, February 20, 2018 – Cuban Psychologist and journalist, Guillermo Fariñas Hernández, who has endured 23 hunger strikes and 11 years in prison for his defiance of the Cuban regime addressed the 10th Geneva Summit for Human Rights and Democracy — see quotes below.

For links to other speakers’ quotes, videos, photos, livestream, and more, click here.

On lack of democracy in Cuba:

  • “Please, don’t be deceived by the supposed changes in my country. In Cuba, people are not free to choose their President.”
  • “Many people say that the devil is in Venezuela but his head is in Cuba.”

On being a Cuban dissident:

  • “Many prisoners were able to leave because of our hunger strikes.”
  • “My repressors saw that each detention was only strengthening my resolve, so they set people to attack me and discourage me.”
  • “I am encouraging Cubans to fight… We have hundreds of political prisoners [in Cuba], more than 118.”


Full prepared remarks in Spanish:

Señores y señoras que presiden la Cumbre de Ginebra sobre los Derechos Humanos y la Democracia del  2018. 

Luchadores por la Democracia y los Derechos Humanos de cualquier parte del mundo. 

Organizaciones No Gubernamentales aquí presentes. 

Personalidades invitadas a la Cumbre. 

Asistentes a la Cumbre. 

Especiales agradecimientos a mis patrocinadores que me trajeron aquí de la United Nations Watch. 

¿Por qué me hice un anticastrista consecuente con mis ideales, donde he estado y estoy dispuesto hasta a entregar mi vida y a defender la Democracia Representativa, y que acierto al denunciar cada día la crueldad del sistema político al que enfrento?. Pregunta que viene dada por mi propio origen político-social, porque yo soy hijo de dos guerreros contra la tirania de Fulgencio Batista, mi padre Guillermo Fariñas Key, ya fallecido, y mi madre Alicia Hernández Cabeza. Ambos combatieron a la misma tiranía que combatió Fidel Castro y fueron sus seguidores en el Movimiento 26 de Julio (M-26-7). Mis padres se montaron en en “El Carro de la Revolución” y lucharon en distintos frentes a favor del Castrismo. Mi progenitor incluso luchó en El Congo Belga con el Che Guevara, en 1965, y mi madre fue enfermera internacionalista en Argelia, en 1973, o sea, quien les habla hoy aquí, es «El Hombre Nuevo», solo que demócrata y no un autócrata.   

Fui un «Castrista Ingenuo y Convencido», hasta el mes abril de 1980, cuando como militar y pre-cadete me movilizaron para La Habana a estabilizar el país, porque unos 3 millones cubanos querían huir del infierno que es mi Patria, los Sucesos de la Embajada del Perú, que derivaron en 130. 000 compatriotas que se largaron por el puerto del Mariel. Yo custodié una repleta Embajada del Perú y allí repartí alimentos a los asilados, pero también en mi visión provinciana me pregunté con terror a ser delatado: ¿Qué está pasando en Cuba, que tantas personas se quieren ir a un país ajeno y desconocido? Si les soy sincero; durante meses y meses, no era capaz de hacerme tal cuestionamiento, pues me aterrorizaba la obvia respuesta, pero me moría de miedo de que alguno de mis compañeros militares adivinara mis pensamientos. Esa sin dudas fue mi primera disidencia, muy interna y secreta, les recuerdo que solo tenía 18 años de edad. 

Mi segunda disidencia, que también fue secreta, y se desarrolló en una guerra, fue en las selvas y sabanas de Angola. Allí observé como las aldeas de campesinos angoleños eran arrasadas por la tropas cubanas antiguerrilleras del «Frente Olivo». Allí miré la muerte ocasionada a mis semejantes como algo necesario, allí ví como los hombres eran los victimarios de sus semejantes y conviví con el odio más feroz que he visto en mi vida. Aunque mi función en Angola no consistió en matar personas, y si en volar puentes, fui parte de la barbarie que llevó el Comunismo esos lugares y cada vez que converso con algún angolano de los que estudian en mi país, les pido disculpas por lo que allí hicimos los cubanos. Debo dejar bien sentado que, los cubanos que se atrevieron a desacatar órdenes en Ángola por considerarlas inhumanas, fueron fusilados sumarísimamente y después a sus familiares se les aseguró… que habían caído en combate.  

Pero mi tercera disidencia me convirtió en el anticomunista que soy, ésta paradógicamente transcurrió en una academia militar de la ciudad rusa de Tambov y conviví con los habitantes de esa región. Donde miré de cerca las crueldades del Comunismo. Pero mi cosmovisión cambió por el trato del Comunismo a los habitantes de Tambov, desde que se rebelaron contra el hambre en 1921 y se convirtieron en los legendarios guerrilleros anticomunistas llamados «Los Lobos de Tambov», escuche de mujeres violadas, pozos envenenados y familias enteras enviadas a los GULAP. 

Un accidente no me permitió graduarme como oficial del ejército castrista, y fui evacuado a Cuba desde la Unión Soviética, ya en mi Patria conversé con mis padres sobre el cambio político producido en mi, y me sorpredí al saber que mi progénitor también estaba desilusionado políticamente, él me pidió que me titulara en algo, así estudié una Licenciatura en Psicología, en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. Universidad donde estuve a punto de ser expulsado en 3 ocasiones. Si no me sacaron de la universidad fue porque antes me habían presentado como un condecorado combatiente internacionalista en Angola y de seguro Dios también puso su mano.  

Durante mis 29 años de enfrentamiento frontal al totalitarismo comunista en Cuba, soy más conocido mediáticamente por mis 25 huelgas de hambre, un Método de Lucha No Violenta, de los 198 métodos descriptos por Gene Sharp.  

En unas huelgas de hambre no he conseguido las demandas exigidas y en otras si he logrado las exigencias, las más conocida de las victorias es el ayuno de alimentos del año 2010, donde fueron sacados de las cárceles 116 prisioneros políticos, donde la mayoría de ellos decidió salir del país. Ese triunfo me hizo merecedor del Premio «Andrei Sajarov» del Parlamento Europeo a la Libertad de Pensamiento, galardón que no lo veo como personal, sino como reconocimiento a la perenne rebeldía de los cubanos y como un compromiso mio por lo simbólico del galardón.  

Han usado distintos métodos represivos contra mi en éstos casi 30 años de desafiar a su poder totalitario, en un principio intentaron que me convirtiera en un despreciable delator de mis hermanos de ideas democráticas, cuando se percataron que eso no era posible, entonces usaron la violencia física y así lograr que me exiliara, al ver que no saldría de mi tierra, optaron por encarcelarme y lo hicieron en 3 ocasiones, mis represores vieron que cada condena me fortalecía, así decidieron desanimarme en mi lucha prodemocrática, al manipular a antiguos compañeros de rutas, para que sacasen contra mi persona sus miserias humanas y yo me desanimase. En el momento actual, la represión contra mi persona se centra en intentar desprestigiarme ante la opinión pública nacional e internacional, para ello han invadido espuriamente las redes sociales, cuyo objetivo es que mi lucha y que lo realizado por los cubanos anticastristas como yo no trasienda.  

Por favor; no se dejen engañar con las especulaciones actuales sobre posibles cambios en mí país. En mi Patria existe una Junta Militar que pretende mantenerse tras El Nuevo Presidente de Turno, ese es desde ya el verdadero Poder. En Cuba los ciudadanos no son libres de elegir directamente a su Presidente y mucho menos de tener posibilidad de escoger entre varias opciones políticas. Desde esta tribuna les pido solidaridad para con el pueblo cubano, pues las denuncias y presiones internacionales son las que harán cambiar la cosas allí, junto con nuestra lucha por lograr la Libertad y la Democracia Representativa.     

A aquellos funcionarios del Sistema de Naciones Unidas les hago saber que, quienes desgobiernan en mi Patria son personas con una Metalidad Autocrática al negociar. En mi experiencia El Comunismo no busca nunca el bienestar de sus ciudadanos, solo le interesa mantener el control social y para ello necesitan la complicidad y contaminar a otros países. Por eso, es que debemos ver la lucha por la Democracia Representativa de modo internacional y no solo nacional, es por eso que pido aquí que piensen en Cuba y se solidaricen con Venezuela. El Apostol Cubano, José Martí y Pérez escribió: «Patria es Humanidad».  

Quisiera reconocer aquí la postura a favor de la Democracia Representativa del señor Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien ha sido capaz de poner por encima de sus ideas de Izquierda Política la defensa de los cánones democráticos. Postura con la que está evitando la guerra desvastadora en toda América Latina 

Muchos amigos demócratas me preguntan: ¿Cómo posees fuerza, de dónde sacas coraje y cuál es tu inspiración para continuar luchando a pesar de las adversidades? Mi respuesta siempre ha salido de mi amor a Cuba y a la Democracia en el mundo, yo veo mi lucha como una enorme responsabilidad ante El Altar de Servir a la Patria y a la Humanidad, y estas obligaciones solo se delegan con la muerte. El deber perpetuo que me he autoimpuesto de ver a Cuba Libre y Democrática, es lo que día a día me inspira.  

Muchas Gracias.